Climatización

 

 

Es ideal que el aire acondicionado funcione a una temperatura que oscile entre los 22 y los 23 grados

 

Es imprescindible hacer un mantenimiento anual de los circuitos de climatización y aire acondicionado para mantenerlos en perfectas condiciones de uso que garanticen una conducción confortable. El sistema de aire acondicionado se deteriora en función de su uso. Lo recomendable es que revises su funcionamiento una vez al año, antes del verano.

 

El sistema del aire acondicionado se compone de los siguientes elementos:

 

Filtro de habitáculo: filtra el aire, el polen, el polvo y las partículas de gasoil. Es importante que se cambie regularmente ya que influye directamente en tu salud.
Botella deshidratante: filtra las impurezas (limaduras, aceite quemado, etc.) y recupera la humedad del circuito para proteger el compresor.
Válvula de expansión: permite  que el fluido pase del estado líquido al estado gaseoso, lo que genera el frío.

Evaporador: enfría el aire que circula en el habitáculo y le quita la humedad.
Compresor: comprime el gas y vuelve a lanzar el ciclo de funcionamiento del sistema de climatización.
Condensador: enfría el gas y asegura que este pase al estado líquido que ha sido comprimido por el compresor.

 

Así mismo, cuando se detectan algunos síntomas de posibles fallos debe pasar por el taller en donde le daremos soluciones profesionales. Algunos de los síntomas habituales son:

 

- Si no baja la temperatura del interior del coche en poco tiempo.
- Si al conectarlo percibes un olor desagradable.
- Si se concentra el vaho en los cristales porque no enfría lo suficiente.
- Si hay poco caudal de aire.

 

Alguna de nuestras recomendaciones para mejorar la eficacia del sistema son:

 

En verano, en días muy calurosos, antes de conectar el aire acondicionado baja las ventanillas del coche para que la temperatura del habitáculo no sea tan elevada: normalmente esta suele ser muy superior a la del exterior y, si conectas el aire nada más subirte, harás que trabaje al máximo rendimiento y se deteriore más.

 

En invierno, enciende periódicamente el aire acondicionado para evitar obstrucciones. Además, recuerda que en esta época del año es un método rápido y excelente para eliminar el vaho de los cristales si lo conectas con la temperatura alta.

 

 

 

 

Reparamos todos los vehículos sin perder la garantía de la marca (Reglamento 461/2010)

Imagen de seguimiento